Tú, que fuiste escogida por Dios para acoger a su Hijo y que sin cesar le agradeciste sus maravillas

Acto de Consagración de Su Santidad Juan Pablo II a la Virgen.

Plaza UDEAC de Dualá, Camerún, 1985

Así, pues, al final de esta homilía me dirijo a Ella, la Santísima Virgen María, la Madre de todos los cameruneses, y pronunció un acto de consagración:

Santísima Virgen María, en el curso de esta última misa solemne en Camerún, quiero confiarte, en nombre de todos mis hermanos y hermanas de este país, el futuro de esta Iglesia, el progreso de esta nación.

Repito hoy el significativo gesto de los primeros misioneros católicos que llegaron aquí hace 90 años, y ya entonces confiaros su misión a la Montaña de María: Marienberg.

¡OH Virgen Santísima, Madre de Dios y Madre de los hombres y de las mujeres: Reina y defensora nuestra SANTÍSIMA VIRGEN DE LA MEDALLA MILAGROSA!La consagración personal y sincera de todo nuestro ser al Inmaculado Corazón de la Santísima Virgen.Si lo cumplimos como la Santísima Virgen lo pide y desea, el éxito final del bien sobre el mal está asegurado.

       
 
    Tú, que fuiste escogida por Dios para acoger a su Hijo y que sin cesar le agradeciste sus maravillas, concede a este pueblo cristiano de Camerún apreciar cada vez más el don de la fe recibida y la presencia de Dios que permanece en medio de nosotros.

Tú, que fuiste preservada del pecado, que conservaste tu corazón transparente para Dios, ruega por nosotros, pobres pecadores, concédenos desear siempre nuestra conversión, nuestra purificación, el deseo de reencontrar la gracia de Dios y de vivir bajo su mirada.

Tú, que buscaste la voluntad de Dios como la esclava del Señor, haz que tus hijos estén siempre disponibles a servir a Dios y a sus hermanos, especialmente las almas que se han consagrado a Dios: sacerdotes, religiosos y religiosas. Intercede por todos para que el Espíritu Santo ilumine y fortalezca a todos los obreros apostólicos.
      Oh María, ante esta juventud innumerable, porvenir del país, te suplicamos: vela por estos niños y estos jóvenes, sostén el ánimo de los padres educadores, que jamás se desanimen en su tarea educativa, y sean para los jóvenes la estrella que les muestre el camino de Dios ya inscrito en sus conciencias, que les guíe hacia Cristo, hacia una fe madura que les invite a la entrega total de sí mismos.

Sí María, te confiamos toda la Iglesia en Camerún, como una Madre muy amada.

Te consagramos todas las buenas voluntades, todas las fuerzas vivas de este país, que no pide sino el progreso en el bien, en la paz, en la caridad, en la fe viva, encaminados hacia el bienestar de vivir con Dios siempre. Amén.
Ver la Ficha del Documento Ir a la Tabla de Contenidos del Documento.
   
 
   

 
   

    ANCORA DE SALVACIÓN ETERNA QUE LA SANTÍSIMA VIRGEN NOS TIENDE MISERICORDIOSAMENTE

OH Virgen Santísima, Madre de Dios y Madre de los hombres y de las mujeres: Reina y defensora nuestra SANTÍSIMA VIRGEN DE LA MEDALLA MILAGROSA!

Venimos aquí para " CONSAGRARNOS A VOS ANTE ESTE ALTAR Y VUESTRA ESCOGIDA IMAGEN", y ofreceros el homenaje de nuestra vida y de nuestro amor; para felicitarte, como hijos tuyos, por los incomparables privilegios con que Dios te adornó desde el primer instante de tu concepción inmaculada, y para alegrarnos contigo por la gloria sublime de que ahora gozas en el cielo. Un día feliz, admirada ante la bondad de Dios que acababa de hacerte Madre suya, dijiste aquellas palabras de divina inspiración: <<DESDE AHORA ME LLAMARAN BIENAVENTURADA TODAS LAS GENERACIONES.>>

Nosotros queremos cumplir ahora la parte que nos corresponde en esta profecía triunfal, y proclamamos tus glorias y te bendecimos por ellas con todo el fervor de nuestros corazones enamorados de tu hermosura y santidad.Bendita seas, Santa María, por tu Concepción Inmaculada y por tu Maternidad Divina; por tu santidad y por tu poder de mediadora universal; por tu piedad y tu misericordia.

Tu nunca te olvidas de que has sido levantada hasta el trono de Dios, no sólo para tu gloria, sino también para nuestra salvación; no te olvides de que Dios te ha llevado al cielo en cuerpo y alma, para que así intercedas mejor por nosotros, pobres pecadores.

Llenos de confianza en tu poder y en tu bondad, y sabiendo que, como Madre buena, oyes los ruegos de tus hijos y de tus hijas, te suplicamos con todo el fervor de nuestro corazón, que no nos dejes de tu mano, porque, si tú nos dejas, nos perderemos para siempre.

¡No nos abandones y danos fortaleza, Santa Madre de Dios!

Para luchar contra las malas inclinaciones de nuestra naturaleza, herida por el pecado.
Para dominar las miradas peligrosas, y para impedir las conversaciones atrevidas.

Para apartarnos de compañías que nos lleven al pecado; para cumplir decididamente nuestros deberes de trabajo y estudio.Para ser buenos y leales con los que convivimos y amigos, caritativos y atentos con los pobres y los enfermos, constantes y devotos en la recepción de los sacramentos de Confesión y Comunión.Danos fortaleza para luchar y vencer;¡Oh celestial vencedora de todas las batallas de Dios!

Y concédenos que los que hoy nos hemos reunido ante Ti para haceros entrega de todo nuestro ser mediante esta consagración, cantar tus alabanzas y pedir tu protección, nos reunamos un día en la gloria del paraíso para ofrecer contigo nuestro amor a tu Hijo y Señor Jesucristo, que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos.

 

En el año 1984, el Papa Juan Pablo II, junto con todos los obispos del mundo, hizo esta consagración en la plaza de San Pedro en Roma, delante de la imagen de la Virgen de Fátima, llevada desde su Santuario de Portugal para este acto exclusivamente.

 

   
 
 
        El áncora de salvación que la Santísima Virgen nos tiende a nosotros y ahora para nuestra santificación y posterior felicidad en el cielo, es:


Primero
El rezo diario y devoto del Santo Rosario.
Segundo
La consagración personal y sincera de todo nuestro ser al Inmaculado Corazón de la Santísima Virgen.
Tercero
Llevar puesta la medalla de la Santísima Virgen Milagrosa, como señal externa de la consagración.
Si lo cumplimos como la Santísima Virgen lo pide y desea, el éxito final del bien sobre el mal está asegurado.
Lo ha prometido la Virgen, que nunca deja de cumplir sus promesas, con estas proféticas palabras:

"AL FINAL, MI CORAZÓN INMACULADO TRIUNFARÁ."

LA SANTÍSIMA VIRGEN PIDE LA CONSAGRACIÓN
A SU INMACULADO CORAZÓN


Parece ser que esta devoción había decaído prácticamente en la Iglesia, de su primitivo fervor.
El día 13 de julio de 1917 era la misma Santísima Virgen la que en una aparición a tres niños pastores en Fátima (Portugal) les decía entre otras cosas que para salvar las almas de los pecadores, quería el Señor establecer en el mundo la devoción a su Inmaculado Corazón: prometiendo la conversión de Rusia y la paz del mundo, mediante la consagración a su Inmaculado Corazón.
Que volvería para decir cómo se tenía que hacer.
En el mes de Junio de 1929, en la capilla de las religiosas Doroteas de Tuy (Pontevedra) de nuevo la Virgen se aparece a la hermana Lucía al pie de una desgarradora visión, y le dice:

 

"HA LLEGADO LA HORA QUE DIOS PIDE AL SANTO PADRE QUE EN UNIÓN CON TODOS LOS OBISPOS DEL MUNDO HAGAN LA CONSAGRACIÓN DE RUSIA EN PARTICULAR, Y DEL MUNDO EN GENERAL, A MI INMACULADO CORAZÓN, PROMETIENDO SALVARLOS POR ESTE MEDIO."

 

   

También tenemos presencia en: Boletín Twitter, Facebook

   

 

 

   

BLOG EN HONOR A NUESTRA SEÑORA DE LA MEDALLA MILAGROSA.

Puedes visitar el Blog de Nuestra Señora de La Medalla Milagrosa, puedes acceder a el pulsando AQUÍ

 

Si Lo prefieres puedes suscribirte al blog por medio de Feeds y estar al tanto de todas las novedades pulsando AQUÍ.

 

Si deseas puedes dejarnos un mensaje en el libro de visitantes de Nuestra Señora de La Medalla Milagrosa, en los enlaces ubicados en la parte inferior. Gracias.

 

Leer el libro de visitas para la Virgen

Firmar el libro de visitas para la Virgen

 

 

     

Nuestra Señora de La Medalla Milagrosa

Promocionar tu página también

También nos pueden visitar en FACEBOOK

    TE INVITAMOS A VISITAR TAMBIÉN.

JESÚS DE LA DIVINA MISERICORDIA.

En este sitio Web podrás conocer la historia de su propagación, novenas, oraciones, la coronilla de la misericordia.

Pulsa AQUÍ para ENTRAR.

 

SANTA RITA DE CASIA

"Abogada de Imposibles" Santa Rita de Casia.

Para entrar, por favor PULSA AQUÍ

 

DIVINO NIÑO JESÚS.

 
SUSCRÍBETE AL BOLETÍN Y AL BLOG DE NSTRA. SRA. DE LA MEDALLA MILAGROSA

Ya tenemos a su disposición nuestro nuevo servicio del Boletín de NUESTRA SEÑORA DE LA MEDALLA MILAGROSA, es totalmente gratuito. Y en el te estaremos enviando novenas, nuevos enlaces, noticias, oraciones Etc.

Haz clic para unirte a virgendelamedallamilagrosa

Haz clic para unirte a virgendelamedallamilagrosa

     
 
 

Contenido Principal   Vida de Santa Catalina Laboure   Narración sobre la Medalla   Otros detalles significativos sobre la medalla   Oraciones y Novenas a la Virgen de la Medalla milagrosa   Acto de Consagración a la Medalla Milagrosa  Actualidad Católica   Significado y Proceder Sencillo   Triduo a la Virgen de La Medalla Milagrosa   Otras Novenas a La Virgen Milagrosa   Oración de Juan Pablo II a La Virgen Milagrosa   Capillas de Las Apariciones   Iglesia de La Virgen Milagrosa ubicada en Maracaibo   Calendario Mariano y Litúrgico   Cuerpo Incorrupto de Santa Catalina Laboure   La Pureza de la Inmaculada   Nuestra Señora de Guadalupe   Galería Fotográfica   Devoción y Consagración a la Virgen Santísima   Nuestra Señora del Perpetuo Socorro   Libros Digitales Católicos   San Judas Tadeo   Oraciones para cada momento  Jesús de la Divina Misericordia  Pensamientos y reflexiones   Puntos de Ventas y promoción   Nuestra Señora de Lourdes   Un auxilio venido del cielo  Única Medalla traída del Cielo   Súplicas a la Virgen Milagrosa   La Voz de Roma   Como usar la Medalla   Rosario a la Virgen Milagrosa   Los Santos y la Medalla   Madre Teresa de Calcuta la corona de las doce estrellas  Rosario de jaculatorias. + Novenas en Honor a La Milagrosa

 

Políticas de Privacidad

Sitio Web realizado en Honor a Nuestra Señora de La Medalla Milagrosa, ciudad de Maracaibo, estado Zulia - Venezuela

Este sitio Web es gracias a:

 http://www.000webhost.com